OPTIMISMO Y BIENESTAR

OPTIMISMO Y BIENESTAR

 ¡OPTIMISMO Y BIENESTAR! En muchas ocasiones hemos escuchado la frase ¡debes ser optimista! , y esto tiene que ver con la idea de realizar un cambio en nuestro razonamiento ,el cual nos   permita  orientarnos  a pensar con esperanza y entusiasmo ,frente a las diversas circunstancias adversas que se nos presenten en el trayecto de nuestra vida. El cambio debe darse con actitudes que se proyecten a conseguir bienestar , para ello es imprescindible construir constantemente pensamientos que tengan una dosis alta de esperanza e ilusión, esta tendencia se debe convertir en el elixir de nuestra vida, así podremos enfocar las situaciones adversas con una postura provechosa ,que nos ayudará a planificar las acciones más adecuadas para contribuir a una vida plena.

 Optimismo y metas

Actuar con optimismo, no implica que nuestros problemas y las cosas adversas se vayan a solucionar solas “No existe una varita mágica que lo haga”, pero la ilusión que tengamos, sí, nos servirá para cumplir nuestras metas , esta predisposición nos favorecerá ante la desventura. No obstante también es cierto que el optimismo se debe adecuar a cada situación ,no lo podemos aplicar de una misma forma en todas las circunstancias; pero sin embargo la predisposición si nos debe acompañar siempre. Existe la falsa creencia de que una persona optimista es fantasiosa y no ve la realidad, algo completamente incierto, no es más realista una persona pesimista, lo que ocurre es que la visión del optimista está basada en pensamientos positivos que se proyectan a tomar determinaciones más adecuadas para la solución de los problemas ,que a su vez son mas fructíferas y sirven para poder vencer la adversidad. Estas soluciones siempre están apoyadas por un previo y arduo razonamiento, para que su efecto sea provechoso,las probabilidades de que salga bien o no siempre existirán; ¿pero porqué pensar sólo en la parte negativa? Si ponemos una gran dosis de ilusión y reflexión , existen más probabilidades que las cosas se encaminen a nuestro favor, debido a la confianza que depositamos en nuestro propósito ,esto nos ayuda a visualizar con más objetividad y esperanza, para  así proyectarnos a una solución eficaz,que nos brindará felicidad.

Optimismo y bienestar psicológico

Se han realizado considerables estudios que demuestran que las personas optimistas son menos propensas a deprimirse, y tienen mayor capacidad para solucionar las adversidades que se les presente en la vida ,y esto como consecuencia les permite tener un bienestar psicológico. Todo esto se debe a la forma de cómo ven la vida y a la actitud que toman para afrontarla; así pues emplean habilidades que les anima e impulsan a conseguir soluciones adecuadas evitando el estrés. Según Scheier y Carver la confianza y el esfuerzo consiguen que una persona aporte lo mejor de sí y esto aumenta las probabilidades contrarrestar las adversidades.

Optimismo y bienestar físico

El resultado del bienestar físico también se ve estrechamente ligado a la consecuencia de una actitud optimista .Diversos estudios dan a conocer las similitudes entre los enfermos que han tomado actitudes optimistas ante las enfermedades ,y se observa que todos presentan un porcentaje elevado de valentía y esperanza, y esto contribuye a que el proceso de su enfermedad sea menos intensa ; por lo tanto se concluye que las personas optimistas poseen una mayor facultad en el sistema inmunológico  en comparación a las personas pesimistas. También se a comprobado que los enfermos optimistas presentan menos cantidad de malestares físicos , y  la recuperación de sus enfermedades es más rápida.

Latest Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *